“La economía circular generaría nuevas oportunidades de negocios sostenibles en La Victoria y El Agustino”

Así lo afirmó Asociación Solidaridad Países Emergentes -ASPEm, organización que integra un consorcio de instituciones que impulsa la economía circular a nivel de gobiernos locales, una iniciativa pionera en el Perú que introduce este concepto económico a nivel urbano.

El pasado noviembre, con el apoyo de la Unión Europea, se lanzó el proyecto: La Victoria y El Agustino, alianzas para una economía circular, liderado por ASPEm, la Sociedad Nacional de Industrias y la Asociación Laboral para el Desarrollo.

Por primera vez en el Perú, en dos de los distritos de mayor movimiento comercial se promoverá la transición de un modelo de desarrollo establecido en la economía lineal (extraer-producir-consumir-desechar) a un modelo basado en la economía circular (extraer-reducir-producir-consumir-transformar-reusar-reciclar) gracias a una alianza estratégica entre la sociedad civil, el empresariado, gobiernos locales y cooperantes globales.

De acuerdo al INEI, solo en el 2018, los distritos de La Victoria y El Agustino generaron más de 240 mil toneladas de residuos sólidos, un dato que grafica la importancia de establecer sinergias con estos dos distritos para impulsar, justamente, acciones y políticas de economía circular para tratar éste y otros problemas que afectan la salud pública y el medio ambiente.

Por qué una alianza con los gobiernos locales

La Victoria y El Agustino: alianzas para una economía circular, es un proyecto liderado por ASPEm, la Sociedad Nacional de Industrias y la Asociación Laboral para el Desarrollo y que tiene como objetivo que, en el mediano y largo plazo, se establezcan políticas y acciones locales para transformar los distritos en ciudades sostenibles.

“Los gobierno locales son los encargados de diseñar los lineamientos políticos para impulsar el desarrollo económico en sus municipios, principalmente, en los conglomerados comerciales. En este sentido, ellos pueden generar cambios en las diversas actividades económica gestadas en sus comunas para que ellas puedan incluir, desarrollar o impulsar principios y estrategias de economía circular”, destacó Ricardo Fernández, especialista de ASPEm.

Por ejemplo, señaló, promover la formalización y fortalecimiento de los recicladores/as, reducir el uso de materiales innecesarios para la producción o servicios, incorporar procesos de segregación de residuos, desarrollar cadenas de recuperación y reciclaje de recursos desechados por los hogares, empresas y comercios; recuperación de plásticos, uso eficiente de la energía eléctrica y agua y, finalmente, impulsar emprendimientos que recuperen y/o transformen los recursos desechados.

Oportunidades de nuevos negocios circulares en La Victoria y El Agustino

Por su parte, Abelardo Vildoso Chirinos, presidente de la Asociación Laboral para el Desarrollo, destacó la potencialidad que tiene la economía circular en estos distritos para generar nuevas oportunidades de negocios e ingresos.

“Se requieren iniciativas empresariales e innovativas que valorice esas acciones, pero, por ejemplo, de la mano con las asociaciones de recicladores, para orientar el reciclaje hacia nuevos usos como la fabricación de compost o alimento para animales con los residuos orgánicos. Así mismo, se puede crear ropa a partir de las cascaras de naranja o la piña, tintes con la pepa de palta, fertilizantes con la cascara de plátano, arena para construcción con botellas de vidrio usadas. Para un empresario o comerciante la economía circular es una oportunidad de innovar o mejorar su negocio”, señaló.

Apuesta por una ciudadanía más responsable

“La transición hacia una economía circular en distritos de alto tránsito y con un crecimiento permanente de comercios y negocios debiera atraer un mayor número de consumidores responsables que desean adquirir productos que contribuyen a la conservación del medio ambiente. Existe una tendencia en los nuevos consumidores de exigir productos sostenibles”, señaló el representante de ASPEm.

Datos

  • El Proyecto La Victoria y El Agustino: alianzas para una economía circular, durará hasta mediados del 2023 y es financiado por la Unión Europea.
  • Respecto a las normativas legales que ahora impulsan la economía circular destacan: la Política y el Plan Nacional de Competitividad, la Ley Integral de Residuos Sólidos, los Programas de segregación en la fuente y de Ecoeficiencia del MINAM. También son una referencia las Hojas de Ruta para el impulso a la economía circular para los sectores Industria, Acuícola y Agricultura.
  • Recientemente se promulgó la Ordenanza 2367-2021-MML de la Municipalidad Metropolitana de Lima que incorpora a la gestión local los principios de la economía circular.