Otras noticias

...

24 Jan, 2023

Comunicado: La plataforma Europa-Perú y la Red EU-LAT denuncian la grave situación de vulneración de derechos en el Perú
...

24 Jan, 2023

Pronunciamiento de la COEECI ante la continuidad de los hechos de violencia y de violaciones de los Derechos Humanos en el Perú
...

21 Jan, 2023

Perú: Declaración del Portavoz sobre las protestas en curso en el País 21.01.2023
...

21 Jan, 2023

CIDSE alerta sobre la violencia y llama al diálogo ante manifestaciones ciudadanas en Perú
...

12 Jan, 2023

Boletín COEECI N° 8: 2022, año de esfuerzos en la promoción y la protección de derechos humanos
...

11 Jan, 2023

Capacitaciones sobre Autoestima y confianza en Ayacucho

Experiencia de voluntariado del Proyecto “La Voz de mi corazón”

En respuesta al contexto creciente de violencia que afecta a niñas, niños y adolescentes (NNA) en el Perú, en el segundo semestre del 2021, World Vision Perú ha implementado el Programa “La Voz de mi Corazón”, cuyo objetivo es contribuir a la restauración emocional de NNA, víctimas de violencia, prioritariamente violencia sexual, a través de un modelo de intervención basada en el arte (dibujo, pintura y música) y la terapia, en un espacio seguro y con enfoque intercultural.

El arte y la terapia juntos, ofrecen un medio para sanar y restaurar la vida de las y los sobrevivientes de violencia; en lo fisiológico: porque las actividades artísticas inducen el paso del estrés a la relajación; en lo mental: la creatividad cambia la actitud y el estado emocional ante el dolor y, finalmente en lo social: transforma su perspectiva y la manera de estar en el mundo. El arte da la oportunidad de expresarse de manera espontánea, sin filtros y utilizando la imaginación sin los reparos que puede ocasionar verbalizar las emociones.

La intervención tiene un enfoque ecológico, donde los actores en su conjunto apoyan para que niñas, niños y adolescentes superen las dificultades que pueden tener como consecuencia de la violencia que fuera ejercida hacia ellos. Asimismo, las producciones artísticas son contextualizadas a las regiones donde se implementa, las mismas que al final de cada intervención serán compartidas en diferentes espacios públicos.

Los y las niñas, niños y adolescentes se convierten en protagonistas de su propio cambio y sus producciones en evidencias de su proceso de sanación y restauración.

La Voz de mi Corazón, tiene cuatro componentes en su intervención: la terapia grupal e individual, el arte, fortalecimiento de la familia a través de crianza con ternura  y actividades lúdicas-recreativas todo ellos desde los centros de salud mental comunitario.

Contando con este programa dentro de los centros de salud comunitario de la región de Ayacucho (distrito de Carmen Alto y San Juan Bautista), existió también la necesidad de establecer un trabajo articulado con los operadores de protección local (CEM, Policía, Poder Judicial, Demunas, etc.), para la derivación de casos, por lo que se conformó una Ruta de Atención frente a la Violencia Sexual

El Programa La Voz de mi Corazón, contó con la participación de voluntarios de World Vision Perú, los cuales fueron profesionales de psicología, con quienes se pudo implementar el proceso de contención emocional y recuperación de niñas, niños y adolescentes, y voluntarios comunitarios, con quienes se identificó y derivó casos de las comunidades.

El voluntariado ha facilitado el logro de objetivos de la iniciativa en un 100%, así como el reconocimiento del apoyo otorgado para el Programa en la región, y se ha convertido en una referencia en los centros de salud mental comunitarios, y de familiarización de las rutas de atención de casos de violencia, con lo cual se genera un impacto directo en la comunidad. Por otro lado, el voluntario solidario ha fortalecido sus competencias, habilidades y conocimientos profesionales además de la ética debido a que conoce la Política de salvaguardia  para la protección de niñas, niños y adolescentes.

La propuesta del Programa “La Voz de mi Corazón” fortalece los servicios públicos destinados a la restauración de niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia. Este proceso de sanación ayuda a los NNA a recuperar control sobre la historia de su vida y tener esperanza en el futuro y contribuye a mejorar la oferta de los operadores de protección, como los Centros de Salud Mental Comunitaria, ya que se articula dentro de su programación de servicios e implementa una herramienta más de acompañamiento seguro y de atención integral para el soporte y la contención emocional de las víctimas.

Video de la experiencia, haciendo clic aquí.

#DíaInternacionalDeLosVoluntarios, #DIV2022: La solidaridad a través del voluntariado, #IVD2022, #ActuemosJuntosYA, #TogetherActNow